Las trece cosas que me ha enseñado el 2013

Sin títuloHoy hace justo un año que os enseñaba la última foto de mi laaaaaarrrgo Proyecto 366. En esa publicación pedía, para el año nuevo, “Guardarme esa luz que he descubierto a lo largo del 2012 y seguir exprimiéndola, capturándola y trabajándola para lograr todo aquello que me proponga”. Creo que lo he conseguido. Este año he aprendido a ver la fotografía de una manera distinta. Me he liberado de muchos prejuicios y he sido yo misma con la cámara. Hace unos días mi amiga Leila Amat publicaba en su blog su balance fotográfico de 2013 y decía que todos deberíamos hacer el esfuerzo de escoger nuestras mejores 12 fotos para, al final, saber quedarnos con una sola. Eso es lo que he intentado hacer. Además, quiero explicaros, también, todo lo que he aprendido este año. ¡Pónganse cómodos, señores. El 2013 en Fill the Frame les va a gustar!

Tengo la impresión de que este año ha cambiado muchísimo mi manera de ver la fotografía. Una de las cosas que he aprendido es a hacer lo que yo llamo “fotografía inteligente”. Se trata de imágenes hechas con todo el sentido del mundo. Imágenes simples, imágenes que transmiten cosas, que cuentan historias. Todos los elementos están pensados y colocados expresamente para conseguir esto. No es fácil pero los resultados brillan.

Sin título

[Foto realizada en Zumaia. Entrada en el blog.]

Antes, cuando volvía a casa con pocas fotos (o sin ninguna) me agobiaba. Este año he aprendido que, cuando sales a hacer fotografía, no puedes prever nada. Puedes volver con 10 imágenes buenas y eso está bien. Pero también puedes volver a casa con una foto sola y que esta única imagen haga que la salida fotográfica entera haya valido la pena. Tener claro esto cuando agarras la cámara significa estar más tranquilo. Disfrutar más, disparar menos. Ser más selectivo y, por lo tanto, disparar sólo las mejores fotos.

Sin título

[Foto realizada en Barcelona. Entrada en el blog.]

¡Cuán importante es ver las cosas de una manera distinta! Y, también, ser capaz de abstractualizar lo que tienes delante de los ojos, dejar de ver juncos para ver unas simples líneas geométricas. Girar el resultado unos 90º y que unas simples plantas acuáticas se conviertan en un pájaro planeando sobre su propio reflejo (:

Sin título

[Foto realizada en Banyoles. Entrada en el blog.]

Esto ya lo sabía, pero este año he experimentado mucho más con ello: no hagas la primera foto que veas. Me he acostumbrado a tomarme el tiempo necesario para darle una vuelta a todo lo que veo. Para que mis imágenes tengan cierto valor añadido. He luchado para que vosotros, los que veis mis fotos, penséis “jolín, a mí no se me habría ocurrido”. Las imágenes resultantes podrán gustar más o menos pero yo me siento tremendamente orgullosa de ellas, porque sé que no seguí “el camino fácil” y eso me hace pensar en lo mucho que he mejorado y aprendido como fotógrafa.

Sin título

[Foto tomada en el zoo de Barcelona. Entrada en el blog.]

Creo que, en general, los fotógrafos, estamos muy acostumbrados a disparar “fotos perfectas”: fotografías completamente enfocadas y nítidas, sin trepidaciones, sin ruido. Siempre con la exposición adecuada. Y esto nos cierra puertas constantemente. ¿Cómo vamos a experimentar si sólo podemos conseguir imágenes perfectas? Hay que olvidar un poco la técnica, centrarnos en hacer fotos, capturar momentos, enseñar detalles. Una foto borrosa o trepidada no es una mala foto y, quizás, arriesgarnos es la única manera de conseguir imágenes diferentes, espectaculares y, por supuesto, mucho mejores que cualquier otra imagen “perfecta”.

Sin título

[Foto tomada en Barcelona. Entrada en el blog.]

Muchas de las imágenes que he realizado este año tienen un denominador común: están tomadas en el momento perfecto. ¿Cómo se consigue esto? Teniendo paciencia, mucha paciencia. Olvídandose de la prisa cuando andas con la cámara en la mano. Esperar y estar preparado. Pero, sobre todo, observar. Saber ver venir EL momento. Sentirlo y pensar “vas a ser mío”.

Sin título

[Foto tomada en Barcelona. Entrada en el blog.]

Cada foto tiene su momento. Muchas veces me ha pasado que he ido a un sitio y no he conseguido ninguna foto y, luego, al cabo del tiempo, he vuelto y he hecho maravillas. Llámalo inspiración. A mí me gusta pensar, simplemente, que sólo se hacen fotos cuando es el momento de hacerlas. Durante toda mi vida he visto esta sombra, he pasado delante de ella con la cámara infinidad de veces. Pero esta que veis es la primera foto que le hice. Era el momento. El señor de la ventana opina lo mismo, seguro.

Sin título

[Foto tomada en Barcelona. Entrada en el blog.]

“Si tu foto no es lo suficientemente buena, es porque no estabas lo suficientemente cerca.” Robert Capa. ¡Pues eso! A veces la vergüenza, o el miedo, pueden hacer que no nos acerquemos a aquello que más nos ha llamado la atención. Y hay cosas que sólo pueden verse de cerca. Disparar con una focal fija te ayuda mucho en este aspecto, pues el zoom es para los vagos. Con mi 50mm me veo forzada a moverme físicamente para acercarme a mis sujetos. Y eso, además de fotos preciosas, me regala momentos impresionantes. Como la mirada de este poni.

Sin título

[Foto tomada en Barcelona. Entrada en el blog.]

¿Cuántas veces habré visto algo que me ha impresionado y me he “obsesionado” con retratarlo? Mi relación con la fotografía es tan especial que me entra ansiedad (de verdad) si veo una foto y, por lo que sea, no puedo hacerla. Pero esto tiene una parte negativa: muchas veces no disfruto el momento, no aprecio lo que estoy viviendo por estar demasiado centrada en las fotos que debo hacer. Necesito, de vez en cuando, separarme de la cámara. Mirar a mi alrededor. Esto, además de ayudarme a “vivir más”, me ayuda a ver las cosas de otra manera y, al final, conseguir más fotos preciosas.

Sin título

[Foto tomada en Tarragona. Entrada en el blog.]

Os habréis dado cuenta de que, de las doce fotos que os traigo hoy, diez son en blanco y negro. Me he reconciliado con el blanco y negro. Nunca me había llamado especialmente la atención. Siempre revelaba las fotos en color y sólo si lo veía muy claro, las convertía al blanco y negro. Este año esto se ha invertido. Siempre disparo en color pero la primera opción es siempre el revelado en blanco y negro. Y sólo si el color tiene verdadero sentido dentro de la foto, le permito quedarse. El blanco y negro no es para vagos, el blanco y negro no es menos expresivo, el blanco y negro no es más simple. El monocromo es un verdadero reto, pues hacer buenas fotos en blanco y negro es más complicado: no puedes esconder las imperfecciones en el color.

Sin título

[Foto tomada en Roma. Entrada en el blog.]

No puedo vivir lejos de una cámara. Es un hecho: no puedo. Tengo la fotografía tan dentro de mí que irme de vacaciones sin una (o dos, o tres…) cámaras es inviable. No descansaría, no estaría a gusto. Creo que es muy necesario, de vez en cuando, pararse a pensar qué tipo de relación se tiene con la fotografía. Te ayuda a saber cómo trabajas, te ayuda a saber cómo hacer las cosas. Te ayuda a estar más contento con el trabajo realizado.

Sin título

[Foto tomada en Coscó. Entrada en el blog.]

La única manera de poder hacer fotos diferentes de las que hace todo el mundo es siendo tú mismo. Este año me he escuchado más a mí misma. Y también me he pedido más. He sido más fiel a mis impulsos y, por último, he sido mucho más exigente con los resultados. Y creo que se nota.

Sin título

[Foto tomada en Manresa. Entrada en el blog.]

Creo que está quedando una entrada muy larga y no sé si alguien se la leerá entera. Pero este año he aprendido una última cosa, la que más me ha cambiado a nivel fotográfico. Hay que vivir aquello que haces. Ponerle los cinco sentidos. Tomarte tu tiempo para pensar, para aprender, para ser consciente de cada uno de los pasos del proceso que vas a seguir. No tener prisa, respirar, disfrutar. Sobre todo eso: disfrutar. Cuando no disfrutas de lo que haces, cuando no haces lo que quieres, aparecen las crisis creativas, aparecen los “hace dos meses que no toco la cámara” y los “es que mis fotos no me gustan”. Lo que me llevo de 2013 es el orgullo que siento por las imágenes que he realizado, he perdido prejuicios, he ganado autoestima. Y eso no tiene precio.

Feliz año nuevo a todos y no os atragantéis con las uvas. Una servidora SEGURO que lo hará. (:

39 comments on “Las trece cosas que me ha enseñado el 2013

  1. Creo que en este post expresas muchas de las cosas que yo también he descubierto este año, aunque las haya aplicado a medias. Muchas gracias por contribuir a que me quite la pereza y salga con la cámara, a veces el tirón de orejas de una amiga es lo que se necesita para reaccionar.
    Por cierto, las fotos que has elegido son geniales, muchas de ellas me han enamorado a lo largo del año :)

    Feliz 2014! Que sea un año MUY fotero :D

  2. Hola Mónica, me ha encantado el post, y sí me lo he leído enterito. No podía faltar la foto de las ramitas reflejadas en el agua (para mí sería tu foto 2013 sin duda). Feliz Año y nos veremos en el 2014. Un besazo

  3. ,,,buenas selección de fotos y buenas reflexiones. Apartarse de ciertos clishés y tabúes que imperan en los ámbitos de la fotografía me parece un ejercicio de sabiduría.
    Límites y arte, lo sabemos, nunca se han llevado bién, y trasladar tu experiencia, sigue siendo como alguna vez te lo comenté, un acto de inusual generosidad hacia nosotros.
    Por todo esto, espero para vos -querida Mónica- un 2014 aún más prolífico, desbordando talento y con más aún de tus frescos comentarios.

  4. me ha encantado tu post tanto las fotos como las reflexiones, muy inspiradoras las dos. Que aun sea mejor si es posible el 2014 !!!!!

  5. Recuerdo como si fuera ayer cuando apenas empezaba este 2013, y empezaba con pereza fotográfica. Y me alegra tanto ver como termina! Y aún mas me alegra, a pesar de la distancia, sentir que he estado ahí cerca. Ver este recuento de fotos y transportarme justo al momento en que las vi por primera vez, y sentir lo mismo que sentí entonces, eso es lo que hace el arte. Marca momentos en nuestras mentes y quedan ahí, marcados, como la luz cuando deja su marca en el carrete.

    Gracias Señorita Mònica, por un 2013 lleno de arte. Y aún mas gracias por todo lo que falta. Feliz año!

  6. He aquí una de las que se han leído el post entero ;) y me ha encantado, si es que escribes tan bien como disparas, vales para todo XD.
    La verdad es que yo no tengo tanta pasión como tú por la fotografía pero hoy me has hecho pensar en qué quiero continuar aprendiendo y cómo para llegar algún día a sentirme tan orgullosa de mis fotos tal y cómo estás tú de las tuyas en este momento. Así que me apunto como própositos para 2014: menos prisa, menos vergüenza y más disfrute.
    Gracias por seguir enseñándonos tu trabajo que, por lo menos a mi, sirve de inspiración.
    Feliz año nuevo ;)

    • jajaj mujer multiusos! :p
      esta pasión que tengo yo… digamos que me la he encontrado. Una vez me puse a pensar y me di cuenta de que ya no podía vivir de otra forma.. así que no te dé miedo, puede que un día te encuentres como yo :p

      feliz año, ana (:

  7. Muy buenas reflexiones de fin de año, muy buenas también las 12 fotos seleccionadas. Te felicito por tu 2013 tan creativo y con el deseo de un 2014 lleno de oportunidades ( y realidades) fotográficas.

  8. Pingback: Bitacoras.com

  9. Enhorabuena por tu evolución Mónica. Cada una de tus fotos me transmiten y eso creo que es lo mas importante de una buena fotografía.

  10. ..i m’encanta que la disfrutem juntes també (la foto)!
    Crec que tot i la teva reconciliació em quedo amb la posta de sol amb els ocells.

    Feliç any nou monada, molts petons i molta foto en aquest 2014!!

  11. Pues yo soy otro que se lo ha leído enterito.
    Tus reflexiones hacen que te pares a pensar en las mismas cosas en cada uno de nosotros.
    Comparto todo lo que dices, aunque reconozco que no todas las cumplo. Me falta plantearme algunas cuantas de las que expones.
    En definitiva, que me han gustado mucho tus palabras y también las fotos. La de los juncos me ha encantado, pero no sólo la foto, sino lo que demuestra. Que de una foto normal o buena, podemos sacar otra mejor con el simple hecho de mirarla con otros ojos.
    Yo te sigo desde hace muy poquito pero este 2014 aprenderé con vosotros.
    Un saludo y Feliz Año!

    • Creo firmemente que una de las bases para poder avanzar en fotografía es reflexionar sobre ella. Pensar qué hacemos y no disparar porque sí. Cuando le das sentido a las cosas, las cosas toman sentido (:

  12. Hola Me llamo Rafa y paseando por la red mira lo que me he encontrado.Menudas obras de arte haces Mónica feten feten.
    Te felicito de veras,es impresionante tu obra de autora.A partir de ahora te voy a seguir, haber si se me pega algo de tus genialidades. Saludos y Feliz año con retraso

  13. Hola Mónica! Un placer ver tus fotos así como leer tus líneas. Difícil decidir qué me gusta más
    Me gusta tu decisión de usar el 50mm para tus fotos. Me parece un reto creativo muy inspirador.
    Gracias por compartirnos no sólo tu trabajo en este blog, sino también parte de tu alma.
    Aunque un poco tarde… Feliz 2014!!

  14. Fántasticas imágenes como de costumbre y fantástico texto, con el que en muchos casos me siento identificado, con el tema del blanco y negro me has tocado la fibra, ya que a mi me pasaba exáctamente lo mismo pero con el color, es con el tiempo que me he dando cuenta que el color en algunas ocasiones debe el ser protagonista de la toma.
    Un saludo (:

  15. Buenas! Cuanto tiempo!
    Y un poco tarde pero… feliz anyo!
    Hace muchisimo que no me paso por aqui, principalmente por falta de tiempo con todos los cambios que me han tocado (y he buscado) en este 2013…
    Me ha molado mucho la manera de contar las cosas! Yo no podria estar mas de acuerdo con lo que has dicho. Casi como si lo hubiese escrito yo mismo.
    La seleccion de fotos es genial, pero la que mas me ha llamado la atencion (y generalmente no lo haria) es la de la sombra del caballo en la pared!
    Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


seis − 1 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>