Las fotos que no querían ver la luz

Sin título ¿Veis como no es bueno vivir estresado? Os lo demostré el domingo y hoy, os lo vuelvo a demostrar. Las fotos que os traigo son de 2011, cuando visité Normandía, Holanda, Bélgica y París. Las fotos de hoy son, concretamente, de la primera parte del viaje, cuando visitamos esta parte preciosa de Francia. Cuando publiqué las fotos de esos días, no sé por qué extraña razón, no incluí estas imágenes en el post. Y digo “no sé por qué extraña razón” porque me gustan bastante, así que no tiene lógica. El otro día, viendo mi galería de flickr me di cuenta del fallo y me pareció incuestionable hacer este post y enseñársolas, así que allá van! (:

Sigue leyendo

Carretera y Manta IV. Una tarde en París

Sin título Aquí viene la última entrega fotográfica de mi viaje por Europa durante el verano de 2011. Y el viaje no pudo acabar mejor: en París. Y si en la anterior entrada os confesaba que Bélgica me había decepcionado un poco, en esta entrada os diré que terminé enamorada de París. Es curioso como en una tarde en París hice más fotografías que en dos días y medio en Bélgica xD Pero la verdad es que no conozco a nadie que haya ido a la capital francesa y no haya vuelto encantado xD Revisando las fotos y editando las que ahora vais a ver, me he dado cuenta de que París no se llama “la ciudad del amor” en vano. He encontrado una gran cantidad de imágenes de parejitas cariñosas, ya veréis! :3

Sigue leyendo

Carretera y Manta III. Bélgica, el país que me dejó indiferente

Sin títuloCreo que la entrada de hoy va a provocar algún resquemor pero bueno, voy a dar mi opinión sobre Bélgica, país que visité durante el viaje de verano del año pasado (aquí tenéis las otras entradas de este viaje). La verdad es que Bélgica me decepcionó un poco, me dejó indiferente. Quizás las fotos no lo demuestren, porque, en el fondo, creo que saqué buen material. El caso es que, como os digo, las ciudades belgas me decepcionaron un poco. La única que se salvó es Brugge (Brujas), que fue la ciudad con más encanto que vimos. Es posible que tenga esta opinión porque llegué a Bélgica justo después de alucinar con la belleza de Holanda y justo antes de visitar la preciosa París (de la que pronto publicaré las fotos, I promise!) y además porque la climatología que pillé esos días fue muy gris (lluvia, cielos tapados…) pero bueno, es una espinita que tengo clavada y espero, en un futuro, poder volver a Bélgica y encontrarle el encanto que debe tener (y que seguro que está lejos de las grandes ciudades. Dios, qué poco me gustó Bruselas :S). No me enrollo más, aquí os dejo con las fotos! ^^

Sigue leyendo