Mi musa natural

Sin títuloYa os conté, hace algún tiempo, la necesidad que me entraba de vez en cuando de ver color verde. El caso es que este finde pasado, mi chico me sorprendió proponiéndome ir a pasar el día a la montaña, concretamente a Sant Miquel del Fai. Se trata de un antiguo monasterio situado en un entorno natural impresionante, con unas cascadas enormes, cuevas húmedas y caminitos por la naturaleza silenciosa. Con tal localización, no podía hacer nada más que dejarme inspirar por este lugar mágico y he llegado a la conclusión de que la naturaleza es mi musa. ¡Qué bella es! ¡Qué arte esconde! Os dejo con algunas de las fotos que hice ese día. Tengo que confesar que estoy enamorada del trabajo que hice, espero que os guste tanto como a mí (:

Sigue leyendo